joomla site stats
Banner
    
REDposanble_logo_v1

Destacados

diarioresponsable.com Mundo interconectado, mundo fragmentado. Hoy más que nunca la creación de confianza es el desafío… y es también el camino.

El título de este post ilustra lo que sucede hoy entre las organizaciones y las personas. Así lo definieron en el Trust Barometer de Edelman, presentado en el Foro Económico de Davos el pasado enero, refiriéndose a la “disolución” de la confianza en todas las instituciones, alcanzando los niveles mínimos de 2009.

Mucho se debatió en Davos, pero lo que sorprendió fue oír en este entorno voces de economistas como Margareta Drzeniek-Hanouz apelando a que los líderes sean más colaborativos que competitivos. Frente a los grandes conflictos internacionales y los riesgos que presentan, se empieza a comprender que la cooperación es la mejor forma de vivir y de recuperar esa confianza perdida… ¿será una realidad?

diarioresponsable.comHay conceptos cuyo encaje en la gestión empresarial es complejo. Y el concepto de ética, es uno de ellos. No quiero que se me entienda mal. No estoy diciendo que hablar de “empresa ética” sea un oxímoron; ni que ética y empresa son conceptos que no “mezclan” fácilmente; ni que, en última instancia, el ánimo de lucro que caracteriza a la empresa choque necesariamente con la ética.

Lo que estoy diciendo es que el “concepto ética” es demasiado “grande”, o demasiado complejo, para “que quepa” dentro de una caja de un organigrama. Por regla general, las “funciones organizativas” tradicionales son fáciles de entender. Cuando se habla de números, la responsabilidad recae en la dirección financiera; cuando nos referimos a vender, pensamos en las áreas de marketing o de ventas; si se habla de producir, nos referimos al área de operaciones; cuando pensamos en personas, existe la dirección de RRHH; y así ocurre sucesivamente en casi todas las funciones empresariales. Y cuando las cosas se entienden, son más fáciles de gestionar.

Sin embargo, cuando hablamos de ética todo es más complejo, porque hay muchas preguntas que no tienen respuesta sencillaPara empezar, tenemos un problema organizativo. ¿En qué “caja” del organigrama la ponemos? ¿De quién la hacemos depender?… ¿del área jurídica – y lo vinculamos al cumplimiento-; o de recursos humanos – porque afecta al comportamiento de las personas-? ¿Es posible que un hipotético Director de Etica sea el responsable último de los comportamientos de toda la organización, de todas las direcciones de su empresa, de todas las personas que trabajan en ella?

diarioresponsable.comSon las palabras de uno de los principales teóricos a nivel mundial de la ‘reprogramación del capitalismo’, autor e impulsor de  ‘La economía del bien común’, y el protagonista de una ponencia magistral en la celebración del VIII aniversario del Instituto Tomás Pascual Sanz (ITPS). En un abarrotado CSIC, Christian Felber indujo a la reflexión sobre la necesidad de coser la brecha entre economía y valores, un objetivo ligado a la de misión de Pascual y su instituto “lograr la aportación más grande posible al bienestar común de todas las personas”, indicó Ricardo Martí Fluxá, presidente del Instituto Tomás Pascual Sanz.

Con una bienvenida a cargo de Francisco Hevia, Director Responsabilidad Corporativa y Comunicación en Calidad Pascual, el profesor austriaco de economía alternativa, Christian Felber, comenzó a desgranar su teoría basada en una sociedad y un modelo empresarial más justo, sostenible y participativo. Un libre mercado que se sostenga en valores ampliamente compartidos como la honestidad, empatía, escucha, cooperación, solidaridad y tolerancia.

diarioresponsable.comUn juez belga acusó formalmente al HSBC de fraude fiscal grave y organizado, blanqueo, organización delictiva y ejercicio ilegal de la función de intermediario financiero. Parece que mas de 100.000 millones de euros “pasaron” por la rama suiza del HSBC. Mas de 1800 millones euros los “aportaron” mas de 2000  impositores españoles. Falcianitiró de la manta”. Ahora la lista se va a conocer . El morbo, fundado, va a poner el foco en esa lista.

diarioresponsable.comUn profesor de Toronto para la Gestión de la Innovación se dio cuenta analizando el Índice de Desempeño Ambiental (EPI) del vínculo que existe entre los rasgos de personalidad de una nación y sus actitudes ambientales.

diarioresponsable.com| Cada año, en diciembre, le escribo una carta a los Reyes Magos para que me traigan un regalo: una batuta con la que dirigir una orquesta sinfónica, lo que más anhelo en mi vida. Como es lógico, cuando llega el 6 de enero, los Reyes no me hacen caso y yo me quedo sin poder cumplir mi sueño porque, como argumenta mi quiosquero y amigo Juanfran, que es muy castizo, “por mucho que te guste, chato, sin saber música será difícil que dirijas una orquesta...”. Pero los Magos, que al final siempre reparten ilusiones y saben compensar, en lugar de una batuta me regalaron este año las entradas para poder asistir, fuera de abono, al concierto en Madrid de la West-Eastern Divan Orchestra, la formación que creó y dirige el gran Daniel Barenboim. Créanme, la velada fue maravillosa; la interpretación de las obras de Ravel extraordinaria, singularmente el Bolero, absolutamente mágico e inolvidable. Cuando habla del éxito de su orquesta, no lo olvidemos, integrada por músicos israelíes, palestinos, árabes y españoles, el maestro Barenboim siempre se refiere a que el secreto está en la inclusión, el diálogo, en conocer y respetar al otro; en definitiva, en la tolerancia.

Cuento esto recordando a nuestra vecina y horrorizada Francia, justamente empeñada en una movilización general contra el terrorismo tras la masacre del semanario Charlie, y viviendo todavía –como muchos de nosotros– en un clima de amargura y desgarro. Los franceses, además de buscar las sinrazones que mitiguen su dolor, necesitan referentes y, según cuentan los medios, han vuelto los ojos a Voltaire para releer y volver a editar su famoso Tratado sobre la tolerancia, una crítica feroz contra el fanatismo religioso escrita hace más de 250 años, en 1763, época en la que (y de ¿tolerancia? hablamos) se prohibió en España la traducción y edición de la obra de Voltaire, para quien no hay ventaja alguna en perseguir a los que no son de nuestra opinión y en hacernos odiar por ellos.

DJS1Las grandes empresas mundiales han recibido ya las novedades a las que deben enfrentarse para cumplir con el análisis que hace RobecoSAM con el objetivo de elaborar el Dow Jones Sustainability Index (DJSI). Entre estas figuran un mayor requerimiento en lo referente a retribuciones, gestión de riesgos, gestión de clientes, e impactos medioambientales.

Así, de acuerdo con la documentación a la que ha tenido acceso Servimedia, las compañías deberán ser más claras en la tipología de remuneración variable que reciben tanto los consejeros como la alta dirección, y en concreto pregunta si entre las métricas utilizadas para obtener el variable se incluyen elementos relacionados con la gestión de riesgos, la satisfacción de los clientes, la gestión con los grupos de interés, y si existen indicadores sobre la reducción de las emisiones.

RobecoSAM justifica estos cambios en que las métricas tanto financieras como no financieras están tomando cada vez más importancia en la determinación de las retribuciones variables, de esta forma se puede valorar que la empresa usa indicadores de desarrollo corporativo como parte del componente variable de sus directivos y consejeros.

Por otro lado, asegura que una gestión de riesgos es vital para los resultados financieros a largo plazo, y asegura que esto cobra mayor relevancia con esta última crisis. Así, las compañías necesitan desarrollar procesos internos de control de riesgos, que complementen las regulaciones existentes, debiendo ser proactivos en los mecanismos de control.

Photo by Jeff Sheldon-Unsplash |diarioresponsable.com |“Todo está vuelto hacia fuera, descubierto, despojado, desvestido, expuesto”

Byung-Chul Han, La Sociedad de la Transparencia

La comunicación empresarial ha de mantener el equilibrio entre “lo que somos”, la realidad, y lo “que queremos ser”, nuestra visión. Pero muchas veces las organizaciones se balancean peligrosamente entre lo que desean ser frente a lo que realmente son. Esto produce una incoherencia que los propios grupos de interés perciben, con la consiguiente pérdida de valor reputacional.

Un libro muy interesante que acabamos de leer How? de Dov Seidman, sostiene que estamos en la Era del Comportamiento. Ya no importa tanto lo que haces, eso ya no es un factor que te separa de los demás; ahora se trata de cómo haces lo que haces. La ventaja sostenible y el éxito duradero de las organizaciones y las personas dependen de la esfera del cómo, la nueva frontera de la conducta.

Esta palabra siempre ha sido considerada un adverbio, es decir, una partícula que acompaña a lo que verdaderamente nos importa, los verbos y las frases. Pero ¿y si lo consideráramos un sustantivo? El cómo es lo que marca la diferencia. “Visto así,cómo hacemos las cosas deja de ser simplemente una pregunta para convertirse en una ética del empeño humano y una lente a través de la que observar el mundo” asegura el autor.

Compartimos aquí:

RSS   Síguenos en Twitter    Síguenos en Google +    Síguenos en Facebook    Síguenos en Youtube

En la distancia corta

SighIn Here

Comentarios recientes

RSS

En la distancia corta en diario_responsable