joomla analytics
Banner
    
REDposanble_logo_v1

Destacados

diarioresponsable.com Este miércoles se presentará en Madrid el libro "La RSE ante el espejo" cuyos autores son los investigadores del Instituto de Innovación Social de ESADE Sira AbenozaJosep M. Lozano, un acto que contará también con la presencia de Alberto Andreu, director Global de Organización y Cultura Corporativa de Telefónica, y de Juan José Almagro, presidente de la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE). Esta obra trata de ofrecer un balance de la evolución de la RSE en España a lo largo de los últimos 15 años y cuenta con la opinión de algunos de los actores de la RSE.

Han transcurrido prácticamente quince años desde que el Consejo Europeo de Lisboa, en el 2000, marcara el objetivo estratégico de convertir la Unión Europea en una región “capaz de un crecimiento económico duradero acompañado por una mejora cuantitativa y cualitativa del empleo y una mayor cohesión social”. Desde entonces, como era de esperar, han ocurrido muchas cosas en materia de RSE.

Ahora bien, si tuviéramos que pronunciarnos sobre si la evolución ha sido positiva tras aquel arranque lleno de expectativas, o si nos pidieran que hiciéramos un balance sobre lo ocurrido para saber hasta qué punto se han cumplido y si estamos bien encaminados; si alguien nos preguntara de dónde venimos y a dónde vamos en materia de RSE en España, ¿qué le responderíamos? 

diarioresponsable.comLa semana pasada publicaba un post titulado “¿Por qué es tan difícil gestionar la ética?” Como resumen decía que el “concepto ética” es demasiado “grande”, o demasiado complejo, para “meterlo” en una caja de un organigrama.

Sin embargo, que algo sea difícil, no significa que no se pueda, ni se deba, gestionar. Y de eso va este post: de ofrecer algunas claves para gestionar la ética.

Primero. No tener miedo a iniciar el camino hacia la ética. Uno de los principales obstáculos con los que se encuentran las organizaciones cuando empiezan a gestionar la ética es el miedo a no poder asegurar el “0 fallos”. Me explico. Algunos piensan que, como es prácticamente imposible garantizar al 100% que una empresa no tenga jamás un caso en “zona roja”, es mejor no “sacar pecho de este tema”, no exponerse demasiado, y no hacer demasiado “activismo” en torno a la ética… “no sea que nos estalle algún escándalo”. Es más: no es infrecuente encontrarse quien cree que, insistir mucho en la importancia de la ética, es confesar indirectamente que “tenemos un problema de ética”.

diarioresponsable.comY no ha sido en el Metro ni en el Rastro de Madrid. Ha sido a plena luz del día, con luz y taquígrafos. Don Manuel Tejedor,  experto en la materia, nos explica muy bien en su post los efectos que el nuevo Código de Buen Gobierno que ha realizado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) va a tener sobre la Responsabilidad Social de las Empresas (RSE) y describe los impactos que tendrá sobre esta materia que, por cierto, se estaba muriendo.

Tejedor nos habla, entre otros, de tranparencia en los Impactos Financieros y No financieros, aquí les dejo sólo algunos de los requisitos mínimos que las empresas cotizadas tendrán que cumplir:

a) Que exista una planificación de la RSC con especificación de objetivos y asignación de recursos. La RSC se debe gestionar.

b) Que la estrategia corporativa se enfoque en la sostenibilidad, en la perdurabilidad a largo plazo (el texto separa confusamente el concepto de sostenibilidad de las cuestiones medioambientales y sociales) La RSC es estratégica.

c) Que considere prácticas concretas en cuestiones relacionadas con: accionistas, empleados, clientes, proveedores, cuestiones sociales, medio ambiente, diversidad, responsabilidad fiscal, respeto de los derechos humanos y prevención de conductas ilegales. Se deben contemplar los asuntos relevantes.

diarioresponsable.com “Muchos vaticinaban que la RSE iba a morir pero miren toda la gente que está aquí, no sólo ha sobrevivido en estos años de crisis sino que ha salido fortalecida, se puede decir que la Responsabilidad Social Empresarial made in Spain es una inversión muy rentable”, así ha comenzado este martes Jaime Silos, director de desarrollo corporativo de Forética, la presentación del Informe 2015 sobre el estado de la RSE en España. La sexta edición del estudio subtitulada “Ciudadano consciente, empresas sostenibles” subraya que por primera vez desde 2008 crece hasta un 36,2% los consumidores que incluyen criterios sociales, ambientales y éticos al decidir qué productos y a qué empresas comprar y que para un 76% de la población la RSE debería ser un imperativo moral.

La jornada ha sido inaugurada por German Granda, director general de Forética, y por Alberto Durán, presidente de la junta directiva de la misma institución, donde se ha resaltado cómo la RSE supone un 3% más de rentabilidad y un 2% menos de riesgo, por lo que es un sinónimo de competitividad. "La sociedad del mañana no comprenderá una empresa que no sea sostenible, responsable y competitiva", ha concretado Durán.

A continuación, Jaime Silos ha ido desgranando poco a poco los resultados de este Informe de 2015, un documento que detecta como principales tendencias globales de RSE los retos vinculados a la transparencia, la fiscalidad responsable, el Big Data, el cambio climático o los Objetivo de Desarrollo Sostenible. Tres son los temas principales que se tratan: el grado de desarrollo de la RSE en España desde la óptica de las políticas públicas (donde destaca la reciente aprobación de la Estrategia Española de RSE) como desde la perspectiva empresarial persistiendo una brecha en cuanto a adopción de políticas de RSE entre grandes empresas y pymes. También, se presta especial atención a la implicación ciudadana donde se observan dinámicas favorables al crecimiento del consumo responsable.

diarioresponsable.com Ricardo Hausmann escribió hace poco en Proyect Syndicate sobre “¿Redistribución o inclusión?” (aquí, en inglés). Ofrece una vision distinta de las causas de la desigualdad en la distribución de la renta, con especial referencia a los países en desarrollo. Señala que la producción moderna requiere la participación de muchos recursos complementarios, que están presentes en las economías avanzadas, pero no en las emergentes. Hace bastantes años me contó un amigo mío que habia pasado unos días en Egipto, en un modernísimo hotel donde algunos enchufes no funcionaban porque, cuando uno se estropeaba, no había recambios en el mercado local.

La conclusión de Hausmann es que “hay que invertir en inclusión, proporcionando capacidades a las personas y conectándolas a los recursos y las redes que pueden hacerlos productivos. El dilema de los países pobres es que carecen de medios para conectar todos los lugares con todos los recursos”.

diarioresponsable.com DiversityInc publica anualmente el ranking de las 50 empresas más diversas del mundo

En la lista puede observarse que una gran mayoría de los primeros puestos son grandes corporaciones. Sin embargo en la elaboración de este listado participan una media de 1.200 empresas cada año y (buena noticia) no tienen que abonar ninguna cuota por entrar en el proceso. DiversityInc por tanto visibiliza la diversidad como un elemento de atracción del talento generador de más competitividad. 

Los aspectos que se han tenido en cuenta para la elaboración de este ranking son la gestión del talento (distribución en la organización, desarrollo, igualdad en la promoción), compromiso de liderazgo de su CEO hacia la diversidad y trato a los proveedores .

Este tipo de iniciativas demuestra que las organizaciones diversas  generan oportunidades e incrementan la fidelización de clientes, plantilla y proveedores.

Esta entidad no se queda aquí. Segmenta. Elabora listas de empresas en función del aspecto más destacado de lal diversidad por el que se distinguen. Por ejemplo ofrece clasificaciones de las empresas con mejor trato hacia las personas trabajadoras LGBT, empresas  que cuidan especialmente los colectivos senior y convivencia entre generaciones, empresas que cuidan mejor a sus proveedores, etc.

La diversidad, por tanto, es entendida como promoción del empoderamiento de aquello que no es igual a ti respetando la individualidad y necesidades en beneficio del conjunto.

He tenido la oportunidad de trabajar con empresas muy diversas. En una de ellas conviven en un único edificio 17 nacionalidades diferentes. Es estupendo ver el alto grado de comunicación y entendimiento del personal. El denominador común es la curiosidad, el respeto y la cordialidad. 

Una empresa diversa es una empresa abierta,  por tanto es una empresa innovadora, flexible, adaptable y con visión de futuro. Estas organizaciones  valoran las capacidades de las personas independientemente de la discapacidad, el origen, la edad o el género. Van a potenciar el talento. Punto. Y generan debates basados en la diferencia, fomentando el aprendizaje.

disverty

Es natural que estas organizaciones fomenten la igualdad real y la utilicen de manera adaptada a las necesidades individuales:

Todo su personal se beneficia de un buen uso de la gestión del tiempo (no solamente las mujeres) porque saben que los otros tiempos (el personal  y el familiar) son importantes y repercuten en beneficio de la empresa ¡no hay que dar excusas porque son entornos transparentes y es algo generalizado! Un "síntoma" de su apuesta por la igualdad son sus comités de dirección, paritarios (o casi) y no por la implantación de cuotas ya que en este caso no es necesario.  

Y obviamente, tienen clara la importancia de la aplicación de una Responsabilidad Social orientada a crear valor e impacto positivo social, económico y medioambiental de manera coherente.

Sin embargo este tipo de organizaciones son minoría en España.  Estas empresasindependientemente de su tamaño suelen tener presencia internacional. No siempre trabajan en un mismo espacio de trabajo, utilizan fórmulas flexibles orientadas a resultados y sobretodo establecen una comunicación muy fluida en todas las direcciones.

Ahora pensemos  en la habitual imagen de un Forum de representantes de la Alta Dirección de empresas españolas, un programa de ponencias de una jornada relevante o la típica imagen del Comité de Dirección de una gran corporación en España. ¿No llama la atención la falta de presencia de las mujeres?

En España ha aumentado la desigualdad de género de manera evidente.

Según el estudio "Mujeres en la Alta Dirección en España" realizado por el Centro de Gobierno Corporativo de lE , sólo un 13,4% de los puestos de Alta Dirección en España son ocupados por mujeres y el 31% de las grandes compañías no tienen representación femenina. En la PYME es diferente, ya que una buena parte de los nuevos proyectos de emprendimiento han sido puestos en marcha por mujeres.

Otra muestra de la desigualdad creciente de nuestro país la tenemos en  el informe Global Gender Gap Report de 2014 (Fórum de Davos) con datos de 142 países. España se sitúa en la posición 29 pero ha empeorado en referencia la participación en el mercado laboral y las oportunidades económicas de las mujeres ocupando la posición 84 en este ámbito. Sigue faltando visión a medio y largo plazo.

Y es que la brecha salarial que padecen las mujeres respecto a los hombres en España  en la actualidad es de un 24,8%. O dicho de otra manera, las mujeres necesitan cotizar 11 años más que los hombres para cobrar la misma pensión .

Es un problema global. Según la campaña de sensibilización #HeForShe de las Naciones Unidas. Emma Watson embajadora de la ONU y portavoz de esta iniciativa, afirma en un memorable discurso que las mujeres en países emergentes no lograrán tener una mayoría estudios secundarios hasta dentro de 70 años. Consecuencia: menos oportunidades en la educación por razón de género, menos oportunidades de progreso en el país, más desigualdad global.

Y estamos ya en pleno siglo XXI, caracterizado por la necesidad de ser flexibles y adaptables al cambio que genera oportunidades al alcance de organizaciones que conocen a sus mercados actuales y potenciales.

Los equipos que respetan la diferencia son equipos eficientes y resolutivos. Además de felices.

¿Te animas a contarnos tu experiencia?   

  @immaperez

* Post publicado en el blog de www.nottopic.es

 

 

 

diarioresponsable.com No hace mucho tiempo un gran amigo decía en una conferencia que “En el pasado teníamos que trabajar duro para producir cosas útiles; hoy, tenemos que consumir productos y servicios que aporten valor social para poder trabajar”  En esta frase se recoge mucha de la esencia de lo que podremos leer en estas líneas; para tener una sociedad sostenible, y más justa, las Administraciones Públicas deben posicionar la Responsabilidad Social entre sus criterios de consumo, no hacerlo también es una actitud, aunque sea contraria.

La introducción de las cláusulas sociales en el ámbito de la contratación pública ya se vio refrendada en la Directiva Comunitaria 2004/18/CE, y reiterada en la Directiva 2014/24/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre contratación pública y por la que se deroga la anterior, atendiendo en todo momento a la libertad de acceso a las licitaciones, no discriminación e igualdad de trato a los licitadores y sin menoscabo a la concurrencia, transparencia y publicidad que han de regir todo proceso de contratación.

Para hacer efectivo esta directiva se hace necesaria concentrar el conocimiento existente en este tipo de cláusulas y trasladar a las personas responsables de la Administración ejemplos concretos que posibiliten su inclusión en los procesos de contratación y con ello poner en marcha uno de los vectores más importantes para impulsar la innovación en las Administraciones. En esta innovación está la respuesta de muchas de las reivindicaciones ciudadanas, e incluso de los movimientos sociales, pero también nos encontramos la posibilidad de adaptar nuestras estructuras administrativas al siglo XXI.

diarioresponsable.com ¡Qué pregunta!  Un buen número de interesados en RSE y en sostenibilidad no conoce el significado de resiliencia, aunque algunos habrán escuchado o leído la palabra en inglés: resilience que ahora se está poniendo de moda y hay quienes pretenden usarla como sustituto de la sostenibilidad.  Originalmente el concepto fue sido desarrollado en el contexto de la persona, de la psicología. [i] [ii]

 No es de extrañar que muchos no conozcan la palabra.  Existe en español pero solo ha sido recogida por primera vez en la nueva edición (23ª, octubre 2014) del Diccionario de la Real Academia:

resiliencia.

1. f. Psicol. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

2. f. Mec. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.

Nótese que la definición se hace en referencia al ser humano (psicología) y a materiales (mecánica).  En el caso del ser humano se refiere a la capacidad mental, aunque podría (¿debería?) incluir la capacidad física de resistir situaciones límites y sobreponerse a ellas (frío, calor, cansancio, infecciones, etc.).  En algunos casos se puede considerar como antónimo de vulnerabilidad.(Resiliencia es crecer en el desierto, sostenibilidad es evitar la desertificación)

Compartimos aquí:

rss-iconLogo-twitterG2icono-facebookyoutube_icon  

Suscríbase a nuestro boletín



Agenda RSE

Marzo
Presentación del libro:
Marzo 04, 2015 (19:00 - 20:30)
Jornada de Gobierno Corporativo
Marzo 05, 2015 (10:00 - 13:00)
Compartiendo Oportunidades
Marzo 09, 2015 (Todo el día)
Consulte el calendario completo

En la distancia corta

SighIn Here

Comentarios recientes

RSS

logos_openinviter_rigth

En la distancia corta en diario_responsable

Este portal web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.

Acepto las cookies provenientes de este sitio web