joomla site stats
Banner
    
REDposanble_logo_v1

Destacados

diarioresponsable.com Las cuestiones en torno a sostenibilidad están cada vez más presentes en el debate social y tienen cada vez más importancia en la  configuración del futuro de la sociedad.

Algunas empresas, consciente de ello, están empezando a considerar la sostenibilidad como un elemento estratégico vinculado a la mitigación de riesgos y a la generación de oportunidades de negocio. Esta es una de las conclusiones del informe "Ciudadano consciente, empresas sostenibles” que ha presentado recientemente Forética.  

El informe apunta a 2015 como un año de inflexión para la sostenibilidad y temas como la fiscalidad responsable, reducción de emisiones de efecto invernadero y la nueva generación de Objetivos de Desarrollo Sostenible son algunos de los temas que van a marcar la agenda de sostenibilidad para los próximos años.

diarioresponsable.com Excelente entrada de Alberto Andreu sobre “Ocho claves para gestionar la ética empresarial” en Diario Responsable (aquí). Su punto de partida es que la ética se puede gestionar. O mejor, que se debe gestionar: la ética no aparece sola en las organizaciones, si no hay acciones concretas para hacerla crecer. Sus ocho claves son:

  1. No tener miedo a iniciar el camino hacia la ética. O sea, huir de la falsa impresión de que o se es ético al 100% o no vale la pena empezar. A eso le llaman pereza. O soberbia: si no soy el mejor, no quiero participar en la carrera.
  2. Contar con un código ético, que recoja las reglas de actuación con clientes, proveedores, empleados, etc. No debe ser un código para disciplinar a los empleados, sino para orientarles acerca de lo que no deben hacer -y lo que sí deben hacer: servicio al cliente, cooperación interna, pensar en el futuro…
  3. Establecer normativas internas que desarrollen el código ético. El código no debe bajar a detalles; otras normas se encargarán de ello. Pero, por favor, no caigamos en regular todo. Ya he contado alguna vez lo que leí hace tiempo en la portada del Wall Street Journal: ¿por qué es tan raro encontrar un coctel en Washington con tenedor y cuchillo? Respuesta: porque el código del Senado de los Estados Unidos establece que hay que pedir permiso para asistir a una comida, y se considera comida si hay tenedor y cuchillo.
  4. Contar con una Unidad Gestora del Código. Puede ser una persona, o un órgano colectivo, incluso la persona de mayor nivel en la organización. Pero alguien debe tener en la cabeza, continuamente, el desarrollo del código, la formación del personal, la comunicación de los temas éticos, etc. Pero ojo al riesgo de burocratizar la ética.
  5. Influir en el sistema de toma de decisiones. Claro: todas y cada una de las decisiones han de tomarse de acuerdo con los criterios éticos. Esto requiere muchos años de constancia, dice Alberto, hasta que esté arraigado el hábito de pensar siempre y en todo en términos éticos.
  6. Introducir la ética en los procesos operativos de recursos humanos. Porque la ética la ponen en prática las personas, lo que exige selección, convicción, formación, promoción…
  7. Ser transparentes. “Transparencia es poder explicar aquello que haces, con argumentos y con datos”. También lo que te gustaría hacer y no puedes hacer por falta de dinero, personas, ideas…
  8. Impulsar la diversidad. A mayor diversidad, más integridad. No es una panacea, pero sí es una buena protección contra el “siempre se ha hecho así”, “es nuestra manera de trabajar”, “el que se mueve no sale en la foto”…

diarioresponsable.com Presuntamente en el HSBC sucedieron cosas muy feas. Presuntamente en el Banco Madrid, propiedad de la Banca Privada de Andorra, sucedieron cosas muy feas. Si estas presunciones no están erradas, hay altas probabilidades de que  los que dirigían estas entidades y aprobaban sus políticas y los productos financieros tengan responsabilidades en las cosas feas que sucedían.

Una pregunta: ¿ y los que veían estas cosas feas en esas entidades por qué las ejecutaron? ¿ por qué no las denunciaron? El alma humana siempre encuentra argumentos para justificar una acción o una omisión. Pero ¿ son aceptables estos argumentos?

Hay jurisprudencia para encausar a los que participan en un golpe de estado militar. Ya está claro que la excusa “obedecí ordenes” no vale para justificar la participación en un acto claramente ilegal e ilegitimo.

diarioresponsable.com Gracias a la ONG Transparencia Internacional España (TI-E) que ha creado un nuevo Indice: El Indice de Transparencia de los Clubs de Fútbol (INFUT), similar en sus objetivos y metodología a los de otros Índices de transparencia que viene  publicando . Con este nuevo Índice se va a evaluar el nivel de transparencia de los cuarenta y dos Clubs Y Soiedades Anonimas Deportivas que componen la Primera y Segunda División de fútbol español (20 de la Liga BBVA y 22 de la Liga Adelante) a través de un conjunto de 60 indicadores, que tratan de abarcar las áreas más importantes de la información que se estima que los Clubs deben ofrecer a los socios, aficionados y ciudadanía en general. Esperamos que esta iniciativa suponga una mejora en el nivel de información de los Clubs/SAD a los ciudadanos, y por tanto, un aumento del nivel de transparencia social. Puedes encontrar información más detallada sobre este Indice en:www.transparencia.org.es .

Este índice parecido a en sus objetivos y metodología a los de otros Índices de transparencia que se vienen publicando en los últimos años, referidos a instituciones públicas. Con ello TI-España pretende un doble objetivo: Por una parte, realizar una evaluación del nivel de transparencia de los Clubs de Fútbol, y por otra, impulsar y propiciar el aumento de la información que éstos ofrecen a los ciudadanos y a la sociedad en su conjunto.

Se trata, por tanto, de un Índice con una finalidad positiva, que se espera pueda impulsar con el tiempo una mejora en la transparencia y la apertura informativa de todos los Clubs de Fútbol/Sociedades Anónimas Deportivas.

Con el INFUT se van a evaluar a los cuarenta y dos Clubes a través de un procedimiento de evaluación basado en un conjunto de 60 indicadores que tratan de abarcar las áreas más importantes de la información que se estima que los Clbs deben ofrecer a los socios, aficionados y ciudadanía en general.

Las cinco Áreas de transparencia que se evalúan en el INFUT son las siguientes: A) Información sobre el Club de fútbol; B) Relaciones con los socios, aficionados y público en general; C) Transparencia económico-financiera; D) Transparencia en las contrataciones y suministros; E) Indicadores de la Ley de transparencia. Con la aplicación de ese conjunto de 60 indicadores, cada Club de fútbol/SAD obtiene una puntuación individual, de forma que surge un Ranking o Clasificación del nivel de transparencia de los 42 Clubs/SAD evaluados.

Estos 60 indicadores son el resultado final de un proceso que ha durado varios meses, y en el que han colaborado especialistas y técnicos de numerosas entidades (catedráticos de universidad, entidades deportivas, asociaciones de aficionados, periodistas deportivos, o instituciones públicas como el Consejo Superior de Deportes), hasta llegar a los 60 indicadores finales.

TI-España espera que la presente iniciativa suponga una mejora en el nivel de información pública de los Clubs/SAD, y por tanto en el nivel de transparencia social, así como un mayor acercamiento de los Clubs/SAD a los ciudadanos.

diarioresponsable.com En el marco del segundo aniversario del derrumbamiento del edificio Rana Plaza en Bangladesh el 24 de abril, en el que murieron más de mil trabajadores y trabajadoras de talleres textiles, Oxfam Intermón ha lanzado la acción online “Se buscan Fashion Victims” y el informe Derechos que penden de un hilo, que pone de relieve como el comercio justo es una alternativa al sistema de producción  actual de la industria de la confección, que en la mayoría de los casos incumple los derechos laborales y somete a los trabajadores, mayormente mujeres, a pésimas condiciones de trabajo. 

El consumidor es un actor clave en el cambio de las condiciones de trabajo de los productores en el Sur. Con sus actos de compra puede provocar ese cambio real. Con el fin de sensibilizar a la ciudadanía sobre la problemática que envuelve a la producción textil, la organización Oxfam Intermón ha lanzado en redes sociales la innovadora acción online Se buscan Fashion Victims. Condiciones increíbles, en la que a través de una oferta de trabajo ficticia se da a conocer las pésimas condiciones laborales en las que se encuentran miles de trabajadores del sector textil.  

El informe centra su análisis en las maquilas de  distintos países de Centroamérica, en donde más de 263 mil mujeres, un 58% del total de la fuerza laboral en el sector, trabajan en empleos que por lo general se caracterizan por los enormes déficits en derechos generando condiciones laborales precarias que llegan a ser inhumanas en muchos casos. 

diarioresponsable.com Los datos hechos públicos este miércoles por el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE empeoran las previsiones esperadas y dejan a España en el vagón de cola de la solidaridad internacional, muy alejada de sus compromisos adquirido. El esfuerzo de España en Cooperación Internacional en 2014 ha sido de sólo un 0,14% de la Renta Nacional Bruta (RNB), lo que sitúa a nuestro país en el puesto 22 de entre los 28 países donantes, muy alejado del puesto que le corresponde como 13ª economía  mundial y de la meta del 0,7 %. “Estos datos reflejan la debacle de la política de solidaridad internacional y el profundo pozo del que hay que reflotarla”, afirma Jaime Atienza, director del Departamento de Campañas y Ciudadanía de Oxfam Intermón.

Para ello, y coincidiendo con la publicación de estos datos, Oxfam Intermón hace público un documento en el que reclama a los partidos políticos que concurrirán a las elecciones medidas concretas para recuperar la cooperación al desarrollo y que den prioridad a la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Entre ellas figuran: recuperar el Pacto de Estado de lucha contra la pobreza; incrementar la Ayuda al Desarrollo (AOD) hasta el 0,4% de la Renta Nacional Bruta (RNB)  al final de la próxima legislatura o impulsar un sistema fiscal internacional que ponga fin a la elusión y evasión fiscal para generar mayores ingresos públicos que mejoren la riqueza de los países en desarrollo.

diarioresponsable.com La vista que uno tiene de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) cambia según la ventana desde donde se mire. No es lo mismo seguir este tema desde el ámbito virtual, como redes sociales o blogs, que desde el directo; encuentros, presentaciones, coloquios, entrevistas… Tampoco se tendrán las mismas sensaciones después de seguir cinco años la RSE que otro que lleva uno. A los periodistas se nos dice que para conocer, y entre comillas diría saber, de algo uno debe levantarse de la silla y pisar la calle, y es lo que he hecho en Diario Responsable en este último año. Me he llevado una grata sorpresa y voy a explicar por qué, eso sí antes debo recalcar que estos doce meses han sido como una primera toma de contacto y que posiblemente en el futuro las opiniones cambien para bien o para mal, pero serán distintas.

Desde la distancia, quizás uno perciba que pocas empresas creen firmemente en esto de la RSE, que es más cosmética que ética, que mucha acción social y poca materialidad. Sí pero no o no pero sí. No todas las empresas actúan de la misma manera: no se debe generalizar. Vale que hay una estrategia y no un plan de RSE, que aún anda escondido el Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos y que los escándalos de corrupción y prácticas poco responsables siguen estando en las portadas, todo lo contrario que una política de mayor equidad fiscal. Es lo que se puede ver desde fuera y con esto lo fácil es ser derrotista. Sin embargo, en este tiempo he observado otra cara de la moneda.

En términos generales, vuelvo a insistir, en el día a día de la RSE he conocido a personas concienciadas con la Responsabilidad Social. Me refiero a  los Dirse, de las grandes y las pymes, a consultores de RSE, profesores, a dos o tres políticos, a algún que otro representante de los trabajadores y a miembros de distintas organizaciones que impulsan las buenas prácticas empresariales. Alguno podrá achacar que de las palabras a la acción hay un gran salto que hacer o que te dejen hacer, y sí es cierto, pero la actitud es importante. Y las personas de este autobús están convencidas; hacen de la RSE una forma de vida.  Esto es un paso fundamental para el cambio y para lograr que la empresa tenga en su ADN la Responsabilidad Social (el tópico del ADN también se escucha a diario desde la ventana del directo).

diarioresponsable.com

Paco Hevia es un castellano recio. Aunque es natural de Madrid la cosa le viene de estirpe- su padre trabajaba de minero- y da los apretones de manos como Dios manda. Tiene un hijo, visión estratégica y mucha templanza.

Felizmente casado, lleva 1 año y medio en Calidad Pascual. Antes trabajó en el departamento de Recursos Humanos de Grupo Siro y en Llorente y Cuenca como consultor.

Una inmensa mesa de reuniones preside su "no despacho" ahí es donde se celebra el partido , apartada, casi en la esquina, se encuentra una pequeña y ordenada mesita de ordenador en la que habitualmente trabaja. Las fanfarrias y oropeles no son lo suyo, es discreto, amable y cosa poco común, admirado por sus subordinados.

Desde siempre le encantó el arbitraje, donde llegó a ser árbitro de 2º división. En la oficina no saca tarjetas rojas pero tampoco parece que le haga falta, prefiere "el arbitraje" 

diario_responsable.- ¿Cuál es el principal objetivo de la Responsabilidad Social de Calidad Pascual? ¿Y qué hacen para lograrlo?

Paco Hevia.- El objetivo de la compañía es cumplir el sueño de la familia Pascual, que es la ventaja competitiva que tenemos. Ellos distinguen entre la familia empresaria y la empresa familiar, ellos se consideran una familia empresaria y luego van teniendo empresas familiares dependiendo del momento en el que están. Así, intentan generar un legado que cree transcendencia en la sociedad y que haga que ésta mejore en base a los valores que ellos creen, y que esto tenga un impacto de mejora en el bienestar en las personas. El reto que me plantearon fue: “eso es lo que queremos pero no sabemos cómo hacerlo”. Faltaba la mecánica para no hablar siempre de la cuenta de resultados y números, y pensar a hablar de un concepto más holístico. Entonces,  se intenta tener un sistema de gestión que nos permita convertir ese sueño en realidad, no queremos tener una estrategia de Responsabilidad Corporativa sino que la estrategia de la compañía sea responsable. Ahora, estamos haciendo un ejercicio en el proceso de reflexión estratégica 2020, porque yo me incorporé hace un año y medio con un proyecto horizonte 2015 que ya estaba en marcha. En este tiempo he trabajado para que el siguiente plan estratégico ya naciese con la genética de la responsabilidad metida en los genes. 

Para ello, estamos intentando generar un foco de una compañía que tiene que crear y compartir valor con los grupos de interés. Entendemos Calidad Pascual como una parte de una cadena que está en un contexto, si éste no funciona o se rompe la cadena los eslabones no sirven para nada.  Por primera vez hemos hecho un proceso estructurado de escucha a grupos de interés.

d_r.- Siempre oigo el tema de la escucha a los grupos de interés, pero ¿cómo se hace esto?

P.H.- Convenciendo a mucha gente. Cuando te pones a trabajar te das cuenta de que si lo explicas de abajo-arriba la gente lo entiende y lo compra. Pero hay que alejarse de la expectativa o percepción que tienen del mundo de la Responsabilidad Corporativa, todo esto del marketing social y marketing con causa que nos ha hecho mucho daño.

Para ello, creamos un comité de creación de valor compartido en el que están representados las áreas que gestionan los impactos de la compañía. Toda la parte con entidad financiera para el impacto económico, la parte de recursos humanos para el impacto de las personas, medio ambiente, impacto social y la parte de ética y buen gobierno. La compañía tiene que asumir que es responsable de estos cinco impactos, de momento estos y poco a poco iremos viendo cuando vengan otros como derechos humanos…Lo que las expectativas de los grupos de interés vayan incorporando a la mecánica se irá incorporando. No solamente hay que ser responsable de tu eslabón de la cadena, sino de toda la cadena. El año pasado cerramos el primer plan director de creación de valor compartido de la compañía con áreas de impacto y ya está introducido en el plan global de 2015.  La otra palanca ha sido la escucha a los grupo de interés. Hemos ido preguntando a la gente quién estaba gestionando los grupos de interés, hicimos un mapa y nos salió. ¿Quién gestionaba al consumidor? Las áreas de marketing. Pues que venga el director de marketing y que se responsabilice de este diálogo del grupo de interés; para las personas, con el director de recursos humanos; para los proveedores con la dirección de compras…así con todos.

Compartimos aquí:

RSS   Síguenos en Twitter    Síguenos en Google +    Síguenos en Facebook    Síguenos en Youtube

En la distancia corta

SighIn Here

Comentarios recientes

RSS

En la distancia corta en diario_responsable